Cuando decidimos cambiar la silla para Óliver nos dimos cuenta de que también teníamos que aprovechar para poner en la lista todo lo que necesitábamos.

Por empezar el protector de silla, elegimos dos: uno para poner debajo de la silla de Sofía y otro para proteger el lugar donde van los pies de Óli.

Es el salva asientos de silla de auto Nikidom con Protector respaldo delantero negro: vienen ambos en la caja y encaja perfecto con cualquier asiento de coche. Tiene el espacio para el isofix y es muy resistente.

Otro elemento importante es el cojín cervical, un soporte de cuello para que cuando se queda dormido no se le caiga la cabeza. Por suerte se lo deja poner y ahora en invierno le da calorcito (también tiene un lado de verano), lo cual ayuda para que no se lo quite. Además es monísimo, es el modelo gato de la marca Benbat. Tienen tres tallas, de 0-1, de 1-4 años y de 4 a 7. Son diferentes modelos, todos de animalitos.

Os estaréis preguntando que espejo elegimos. Tras probar con varios y no estar satisfechos, decidimos probar con un todo en uno, es decir, un espejo que además entretenga al bebé. Aunque al principio nos parecía que era una exageración y que no necesitaban tanta cosa, resultó ser una maravilla: el espejo Oly de Benbat. Tiene música y una carita simpática que a los bebés les encanta. A Óliver lo relaja y conseguimos dormirlo sin demasiado esfuerzo. Tiene mando a distancia y es lo suficientemente amplio como para poder ver bien al bebé y que el bebé nos vea a nosotros.

También aprovechamos y pillamos, de la misma marca (Benbat), el tapasol Bubble Dream, que es precioso y muy útil.

Sinceramente no sabía que existían accesorios tan bonitos, me había quedado con los de toda la vida, sos y en color negro. No está mal llenar los viajes de fantasía 😉

1 Comentario en Accesorios imprescindibles para el coche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *