Cuando decidimos tener un perro en casa creíamos que habíamos cerrado fábrica. No podíamos tener más hijos por circunstancias varias y nuestras hijas pedían un compañero perruno desde hacía muchos años.

Tras hablarlo mucho y convencer al padre de las criaturas (que no lo tenía nada, pero nada claro), decidimos traer a casa a Donna, un cachorro de labrador que venía desde Extremadura para completar esta loca familia.

Obviamente la locura se multiplicó exponencialmente con este bicho que todo lo comía y destruía a su paso. Nos mordía con sus filosos dientes, hacía pipis en todos lados, no quería caminar en la calle, se comía TODO (incluídas gafas, ropa, bolsos, chanclas, muebles, etc) y era un verdadero desastre. Aun así la quisimos muchísimo.

Cuando Óliver llegó al mundo, Donna ya había experimentado el contacto con niños y bebés, y no hubo que hacer ninguna introducción. Recuerdo que estaba loca por olerlo y cuando se lo quise dar a oler pegó un salto, así que tuve que reñirla, en plan «¡es mi cachorro!» y a partir de ahí tuvo muchísimo respeto y siempre me «pedía permiso» antes de acercarse.

Después la relación fue tomando forma hasta normalizarse, ahora él se le acerca y ella se deja hacer de todo, mueve la cola y se queda relajada mientras Óli la manosea.

Además Donna adora a Óli porque cuando come se queda a su lado y va comiendo todo lo que se le cae (o incluso lo pillé dándole directamente y ella tan feliz chupándole las manos).

Y hace poco completamos el equipo trayendo a casa a un pequeño gatito al que su madre había parido en nuestra terraza. No falta nadie.

Y tan importante como darles las vacunas y cada día de comer, es cuidar su salud, que en ocasiones puede ser delicada. Por eso, la aseguradora Divina Pastora además de tener seguros familiares por muy buenos precios (por ejemplo, para una familia de 5 miembros sería desde  43 euros al mes con copagos para Salud Especialistas) tienen seguro de salud para animales domésticos por solo 10 euros al mes.

 

Al fin y al cabo los animales de compañía para muchas familias son como un hijo más, y merecen el mismo respeto y cuidado que cualquier otro ser vivo. Nosotros nos tomamos este tema muy en serio.

Esta cobertura por asistencia veterinaria  en caso de enfermedad, accidentes y prevención está dirigida a perros y gatos. Sin exclusiones por edad, raza o estado de salud de tu mascota. Sin periodos carenciales.

Incluye:

  • Atención telefónica profesional las 24 horas al día, los 7 días a la semana
  • Principales actos veterinarios sin cargo consultas, revisiones y consultas de especialistas.
  • Vacunaciones.
  • Servicio de orientación telefónica  con asesoramiento e información sobre:   Adopciones,  Adiestramiento, Criadores,  Paseadores, Alimentación, Registro, Alojamiento apto para acudir con mascotas, Concursos
  • Atención de consultas por un profesional veterinario en horario laboral.
  • Servicio de urgencias 24h.

Cobertura de actos de:

  • Consultas y revisiones
  • Análisis clínicos
  • Vacunaciones caninas y felinas
  • Cardiología
  • Certificaciones
  • Cirugía aparato reproductor  (anestesia incluida)
  • Cirugía bucal  (anestesia incluida)
  • Cirugía digestiva  (anestesia incluida)
  • Cirugía oftálmica  (anestesia incluida)
  • Cirugía ótica  (anestesia incluida)
  • Cirugía plástica y reparadora  (anestesia incluida)
  • Cirugía urológica (anestesia incluida)
  • Diagnóstico por la imagen
  • Eutanasia (sin recogida)
  • Fluidoterapia
  • Ginecología (anestesia incluida)
  • Hospitalización
  • Oncología (anestesia incluida)
  • Servicio de anestesia
  • Traumatología (anestesia incluida)

¿Sabías que existen las mutuas de salud para animales domésticos? ¿Tienes alguna?

 

1 Comentario en Bebés y animales, esa explosiva combinación #ComoUnoMás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *