Desde que los bebés dejan la cuna o la cama de los padres y los pasamos a su cama, pasa bastante tiempo hasta que crecen y hay una adaptación real. Al principio los llenamos de cojines y barreras, pero todos sabemos que algunos niños se mueven tanto que son capaces de caer al suelo a pesar de haberles puesto una tremenda barricada.

Algunas familias ponen barreras, pero seamos sinceras, dos barreras pueden costar lo mismo que la cama, y después cuando crecen ¿qué haces con esas barreras? es una solución costosa. Otra forma es poner dos churros a los lados, pero son pequeños y a veces no sirve de nada. O pones la cama contra la pared y otra vez más cojines. Hasta ahora no había encontrado una solución práctica y cómoda para este problema, ni yo ni mucha gente que estira el mayor tiempo posible la cuna para que no les pase eso.

Ahora sí, encontré la solución, y os va a encantar.

Dream tubes es una sábana bajera con dos espacios para meter unos churros inflables. Se abren con cremallera y se inflan en un plis. Hay dos medidas: para camita de 0,70×1,40 y cama de ,090×2,00. Se lava como una sábana normal y es 100% algodón.  La cremallera es finísima y en ningún momento el niño se roza con ella.

El invento es de lo más ingenioso, y evita todas las caídas de la cama, desde bebés pequeños hasta niños más grandes. También me gusta que es lo suficientemente ancho el espacio como para meterme en la cama con Óliver para darle el pecho y dormirlo.

En nuestro caso encontramos un handicap y es que como la habitación es pequeña, no puede entrar fácilmente en la cama, así que lo solucionamos poniendo la wobbel abajo y se entretiene subiendo y bajando. Es como un juego más.

Desde ya podéis conseguirlo en Baby Mims en ambas medidas.

¿Qué os parece el invento, os habéis encontrado con este problema, cómo lo habéis resuelto?

3 Comentarios en Dream Tubes, la solución para que los niños no se caigan de la cama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *