Llegó el momento en el que el bebé se hace niño, y aunque sigamos colechando de momento creemos que es importante que él empiece a tener su espacio, su habitación, aunque sea compartida con su hermana, y por supuesto: su cama.

Para esto elegimos un colchón que por lo que hemos visto, es el mejor, y cuando lo probamos pudimos confirmarlo: el colchón Emma.

Es un colchón con tres capas: capa viscoelástica, capa fría, capa Airgocell, la cubierta lateral gris oscura asegura la óptima circulación de aire, haciéndolo mucho más transpirable y viene con un material antideslizante para mantener el colchón en su lugar, sin requerir de una base o somier. La funda es extraíble y lavable, ideal para niños. Mide 25 cm de alto y tienen medidas para todas las camas.

Si no te animas a comprar un colchón por internet te comento que tienen 100 noches de prueba para que lo decidas en situ. Tanto ellos como yo estamos seguros de que no lo vas a devolver por nada del mundo.

El colchón Emma viene enrollado en una caja y solo necesita dos horas para tomar la forma y que puedas usarlo, aunque nosotros no nos esperamos ni dos minutos y nos lanzamos encima.

Yo creo que teniendo un colchón cómodo y una cama bonita ayudan a que los peques vayan a dormir a su cama, es fundamental que se sientan cómodos y con el cuerpito recogido. Si bien no hay como dormir con mamá (o papá) podemos hacer lo posible para que el cambio sea divertido y cómodo para todos.

En casa el que más ha usado el colchón ha sido su padre, que a veces lo mandamos castigado al sofá por roncar y ahora tiene la mejor cama de la casa para irse ¡lástima no poder irme yo que tengo al vampiro teteando!.

Emma es el mejor colchón del análisis de OCU (de un test de 90 colchones), y no me sorprende. Creo que lo siguiente será pedirnos uno para nuestra cama, que el nuestro es buenísimo pero ya pide un cambio.

Os copiaré algunas cosas que dice la web que me parece que son importantes:

La funda del colchón está hecha de un material único que regula la humedad. De esa forma tu colchón nunca se sentirá pegajoso. La funda elástica se ajusta firmemente alrededor de su colchón, y puedes simplemente lavarla. Para que puedas dormir incluso sin una sábana ajustable.

La capa superior del avanzado Airgocell® garantiza la mejor noche de sueño. Debido a la estructura en forma de gel, el colchón te brinda inmediatamente el soporte que necesitas. Además, la cubierta permanece fresca y seca.

La espuma fría proporciona soporte donde tu cuerpo lo necesita y una flexibilidad agradable. Por lo tanto, tu columna vertebral permanece en la posición natural, ya sea que estés durmiendo de costado, de espalda o boca abajo.

Ahora solo espero que Óliver valore todo esto tanto como yo y no dude en irse a su camita pronto 🙂

1 Comentario en Probamos el colchón Emma con Óliver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *