El chipá es un pequeño pan de queso propio de Paraguay, del Nordeste argentino, y de parte del Suroeste brasileño, donde se conoce como Pão de queijo. La receta es muy sencilla y tiene mucho éxito con los niños y los grandes. Nosotros no dejamos ¡ni uno!

Ahora si, os diré como hacerlos:

Ingredientes

  • 500 gramos de fécula de mandioca (más fina que la harina de mandioca, es como Maizena)
  • 150 gramos de mantequilla
  • Un paquete de queso rallado grana padano
  • 1 paquete de queso rallado 4 quesos
  • 2 huevos
  • media taza de leche
  • Sal a gusto

Preparación

  1. Primero pongo la fécula y el queso en un recipiente bien grande donde iré echando el resto de los ingredientes y mezclaré.
  2. Por otro lado derrito la mantequilla y la mezclo con la leche, los huevos y la sal.
  3. Voy echando de a poco los ingredientes líquidos sobre la mezcla de fécula y queso, mientras voy amasando para conseguir la masa. Si nos queda muy seca le podemos agregar más leche, y si nos queda muy pegajosa le echamos más fécula. Si no tenemos más fécula podemos ponerle maicena (me ha funcionado).
  4. Se hacen bolitas del tamaño de una ciruela pequeña y se meten al horno a 200 grados entre 10 y 15 minutos. Cuando están dorados por encima es que ya están listo para sacar (¡y comer!).

Sobre los ingredientes, los quesos son a elegir, pero hay que tener cuidado de no elegir quesos blandos porque la masa no queda igual y el sabor del pan queda mucho mejor con quesos fuertes y duros como el grana padano, parmesano o similares. Yo lo mezclo con el paquete de 4 quesos y queda perfecto.

Es un pan que queda crujiente y suave por fuera y blando por dentro, como crudo, pero es así por el queso. Son deliciosos, el summum de los amantes del queso.

¿Lo habías probado?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *