Cuando hablamos de una silla de paseo práctica y ligera pensamos en un plegado fácil, preferentemente con una mano, que pese poco y que sea compacta. Cybex lo ha conseguido con la Eezy S Twist, una silla desde el nacimiento hasta los 4 años, con la peculiaridad de poder ponerse mirando a los padres solo girando la silla, algo que no tienen la mayoría de las sillas de segunda edad.

A partir del nacimiento puede usarse con el grupo cero como travel system, o con el capazo CYBEX Cocoon S, puesto que el asiento tiene un reclinado casi completo.

Se pliega con una sola mano, tiene un botón pequeño de seguridad y el de plegado, y la verdad que es una maravilla porque puedes tener al peque en brazos para cerrarlo y meterlo en el maletero. Plegada queda en 25 x 45 x 56 cm. Es súper ligera, pesa aprox. 7 kg. Es estrecha, muy estrecha, sólo 45cm, lo que la hace perfecta para pasar por todos lados, incluso para tenerla en casa sin plegar. Es perfecta para maleteros pequeños, o incluso casi inexistentes, como el espacio que queda cuando abres las plazas del maletero de mi coche. Incluso cumple con los criterios de equipaje de algunas aerolíneas (no sé exactamente cuales).

Lo demás podéis verlo en la web o en cualquier catálogo, pero yo os voy a contar mi experiencia con esta sillita. Aunque de forma breve (una semana), llevo probándola y os puedo contar realmente que me gusta y que le falta.

La noto maniobrable, muy ligera de llevar, no solo de peso, de aspecto elegante, fácil en todos los sentidos: reclinado de cinta pero sin complicaciones, la capota no hace ruido y se mueve de forma suave, las ruedas son pequeñas pero cumplen su función, tienen suspensión las 4  y se aguantan incluso terrenos de piedras o césped, no solo calles de cuidad. En manillar no es extensible pero está en una buena altura para bajitas como yo o para gente alta.

Echo en falta un reposapiés para cuando duermen, o un asiento un poco más acolchado, pero esto último puede resolverse con una colchoneta. La cesta es de fácil acceso y parece amplia por la forma abierta que tiene, y aguanta hasta 5 kilos. Su capota tiene UPF50+ pero molaría que fuera un poco más amplia. También podría abrirse detrás cuando está totalmente reclinado, para que circule el aire.

Creo que lo que más me gusta es que es una silla sencilla, maniobrable, que se adapta a todos los terrenos y la curiosidad del asiento que gira para ponerse de cara a los padres o a la calle. Eso si, no se puede girar con el niño dentro (al menos no con mi hijo de 2 años). El mecanismo de girado es muy sencillo, con una sola mano, bajo el asiento y en un plis plas. Es la única silla del mercado con este sistema.

Un acierto para familias a las que les gusta moverse, viajar y salir ligeros de equipaje.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *