Esta delicia que Victòria hizo hace unas semanas tenía que quedar inmortalizado aquí, así que le pedía que me diera la receta para compartirla con el mundo. Aquí va su receta:

Para la masa usé la receta que uso para hacer mi tarta de fresa que saqué de thelittleepicurean.com :

  • 280 g de harina de trigo.
  • 50 g de azúcar blanco.
  • 1 cdta de sal marina.
  • 225 g de mantequilla sin sal.
  • 5 cucharadas de agua fría
  • 2 yemas de huevo

En un procesador de comida, mezclar bien la harina, el azúcar y la sal marina. Ve añadiendo la mantequilla cortada en cubitos poco a poco. La textura debe quedar desmoronada, como arena.
Añade el agua fría y 2 yemas de huevos, y mezcla durante un par de segundos hasta que se incorpore. Acaba de amasar en una superficie con harina.
Divide la masa en dos, envuelvela con papel film y guárdala en la nevera 20 minutos.

Crema pastelera:
1/2 litro de leche
40 g de harina fina de maíz (almidón de maíz, Maizena)
125 g de azúcar (unas 8 cucharadas rasas)
50 g de mantequilla o margarina
4 yemas de huevo
1 vaina de vainilla
Ponemos la leche y la vaina de vainilla junto a las semillas que habremos extraído previamente, en una cacerola sobre el fuego y llevamos a ebullición. Retiramos y reservamos, a la espera de que baje la temperatura. Una vez templada colamos la leche retirando la vainilla.
En un bol, mezcla con varillas las yemas de huevo y el azúcar hasta lograr una mezcla homogénea. Disolvemos la harina fina de maíz: prestad especial atención a la disolución de la Maizena ya que si esta no se incorpora bien, la crema pastelera os quedará con grumos. Para disolverla es mejor que la disolvamos en un poco de leche fría y luego la incorporemos al conjunto de la mezcla.
Incorporamos lentamente la leche junto a la Maizena, sin dejar de remover. Es importante que la leche no esté muy caliente para que no cocine las yemas con su temperatura. Corroborad que la leche esté a temperatura ambiente antes de incorporarla a la mezcla.
Cuando tenemos la mezcla lista, la ponemos a fuego lento. Removemos para evitar que se pegue y esperamos a que espese. Al obtener la consistencia de crema pastelera, retiramos del fuego e incorporamos la mantequilla, que le dará una cremosidad increíble a vuestra crema pastelera.
Tened en cuenta que conviene sacar la mantequilla de la nevera un ratito antes de preparar la crema pastelera para que se amalgame más fácilmente.
Finalmente, las fresas. Las fresas las preparé también como si fuera a hacer tarta de fresas. Le puse 80g de azúcar blanco granulado, 3 cucharadas de maizena y estuvieron reposando un par de horas, aunque no es necesario.

Resultaron tremendamente deliciosas y volaron en segundos. Te animas a hacerlas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *